El turbante: respeto, orgullo e identidad de las mujeres de hoy en día

El turbante vuelve a la escena de la moda como una célebre expresión de estilo e identidad: una herramienta estética  de reivindicación femenina como la antítesis del canon blanco.

 

La historia del turbante ha cambiado mucho con el paso de los años. En su origen, adornaba los rostros de las mujeres en el antiguo Egipto y el África subsahariana, siendo una muestra del linaje cultural e histórico que comparten el continente africano y el americano. 

 

Más tarde, como un insulto ofensivo nacido en el racismo y la supremacía blanca, fue apropiado por el pueblo negro cuya humanidad trataron de socavar. Hoy en día belleza, protección, sabiduría, respeto, orgullo e identidad son algunos de los valores que resalta el turbante.

 

Esta prenda que con pundonor llevaron por generaciones las mujeres negras ha documentado la lucha, la resistencia y la libertad de los pueblos africanos. 

 

Los turbantes son un emblema de las mujeres luchadoras,  un símbolo de su fuerza. Esa fortaleza de la mujer, que es trabajadora y cuidadora. Por otra parte, los nudos del turbante son como una corona, significan jerarquía y saber. ¡Tienen múltiples significados! Cuando el nudo está a medio lado, se sincroniza con la ubicación del sol. Quiere decir que el sol está  también de ese lado y cuando el turbante tiene tres vueltas es una conmemoración a la madre, el padre y los hijos.

 

Hoy Fatou nos enseña cuatro formas de utilizar esta prenda con tanta historia:

 

Enviar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *